¿Quién Soy?

¿Quién Soy?

En esta sección te podría compartir mi curriculum pero mi idea es que me conozcas más en lo profundo. Por eso quiero compartirte y responder estas preguntas:

¿Cómo llego a hoy?

Después de muchos años de trabajar en mi interior, pasando por momentos difíciles como ataques de pánico, de angustia, llanto y dolor, entendí que cada una de esas cosas eran las que necesitaba para poder despertar y salir del piloto automático en el que me encontraba.

Me di cuenta que no me conocía. Caminaba sin ver, haciendo lo que creía que tenía que hacer pero no SIENDO quien quería.

No daba lugar a que mi esencia saliera a la luz porque tenía miedo de ser juzgada, rechazada y señalada como diferente, hasta que llegó el día en que dije BASTA y eso dejó de tener tanto peso porque sabía que era mi vida y que no quería relegarla. Quería vivirla a mi modo, ayudando a quien pudiera y sin hacerle mal a nadie. 

Llegó un momento en que mi alma me pidió salir y  no quise frenarla, comencé a dejarla ser.

Hubo un día que comencé a elegirme a mí. 

En ese momento me formé como Coach ontológico profesional. Hice cursos de espiritualidad, metafísica, eneagrama, cristales, mindfulness y mucho más, continuando mi educación día a día. Leí más de 100 libros ya que para mí fue fundamental incorporar la lectura como hábito en mi vida dado que es una herramienta de formación y aprendizaje.

En coaching, metafísica y espiritualidad descubrí mis grandes pasiones y vocaciones. Me encanta mezclarlas y aportar valor desde este lugar. 

¿Quién soy hoy?

Hoy me considero una persona más plena y más feliz. Aprendí a decir que no y a poner límites. Aprendí a conocerme, escucharme y respetarme. Me considero una mujer más plantada que sabe lo que quiere y hacia dónde va, que puede ir eligiendo como co- crear su destino y cambiarlo si así lo considero porque entendí que de eso se trata un poco la vida. Todo el tiempo estamos cambiando  y vamos atravesando distintas experiencias que nos hacen crecer como seres.

Hoy considero que logré y cada vez voy logrando más los objetivos que me propongo porque me comprometí conmigo mismo a no abandonarme nunca más.

Y por eso amo acompañar a las personas a que puedan destrabar todo aquello que las limita porque creo que cuando nos conocemos y sabemos que hay debajo de lo exterior tenemos muchas más herramientas para poder desplegar todo nuestro potencial.

¡Gracias por leerme!

Melu Terbalka.

¿Cómo llego a hoy?

Después de muchos años de trabajar en mi interior, pasando por momentos difíciles como ataques de pánico, de angustia, llanto y dolor, entendí que cada una de esas cosas eran las que necesitaba para poder despertar y salir del piloto automático en el que me encontraba.

Me di cuenta que no me conocía. Caminaba sin ver, haciendo lo que creía que tenía que hacer pero no SIENDO quien quería.

No daba lugar a que mi esencia saliera a la luz porque tenía miedo de ser juzgada, rechazada y señalada como diferente, hasta que llegó el día en que dije BASTA y eso dejó de tener tanto peso porque sabía que era mi vida y que no quería relegarla. Quería vivirla a mi modo, ayudando a quien pudiera y sin hacerle mal a nadie. 

Llegó un momento en que mi alma me pidió salir y  no quise frenarla, comencé a dejarla ser.

Hubo un día que comencé a elegirme a mí. 

En ese momento me formé como Coach ontológico profesional. Hice cursos de espiritualidad, metafísica, eneagrama, cristales, mindfulness y mucho más, continuando mi educación día a día. Leí más de 100 libros ya que para mí fue fundamental incorporar la lectura como hábito en mi vida dado que es una herramienta de formación y aprendizaje.

En coaching, metafísica y espiritualidad descubrí mis grandes pasiones y vocaciones. Me encanta mezclarlas y aportar valor desde este lugar. 

¿Quién soy hoy?

Hoy me considero una persona más plena y más feliz. Aprendí a decir que no y a poner límites. Aprendí a conocerme, escucharme y respetarme. Me considero una mujer más plantada que sabe lo que quiere y hacia dónde va, que puede ir eligiendo como co- crear su destino y cambiarlo si así lo considero porque entendí que de eso se trata un poco la vida. Todo el tiempo estamos cambiando  y vamos atravesando distintas experiencias que nos hacen crecer como seres.

Hoy considero que logré y cada vez voy logrando más los objetivos que me propongo porque me comprometí conmigo mismo a no abandonarme nunca más.

Y por eso amo acompañar a las personas a que puedan destrabar todo aquello que las limita porque creo que cuando nos conocemos y sabemos que hay debajo de lo exterior tenemos muchas más herramientas para poder desplegar todo nuestro potencial.

¡Gracias por leerme!

Melu Terbalka.